Cómo mejorar el rendimiento del ordenador ajustando los efectos visuales

¿Has notado que tu ordenador va un poco lento? Sea por lo que sea, por ser antiguo o tener demasiados programas ejecutándose, hay una forma para mejorar el rendimiento ajustando los efectos visuales.
La apariencia por defecto de Windows XP es ésta:

img1

Esta apariencia tan colorida y sofisticada en ocasiones provoca que el ordenador vaya más lento de lo normal. Para cambiar el aspecto y mejorar el rendimiento, seguiremos los siguientes pasos:

 En primer lugar, haremos clic en el menú Inicio. Ahí buscaremos Panel de Control, que normalmente se encuentra en el primer desplegable si es el inicio de Windows XP o en el desplegable Configuración si es el inicio clásico.

 Una vez abierto el Panel de Control, iremos a las opciones de Rendimiento y mantenimiento:

img2

 En el caso que veamos una pantalla diferente, haremos clic en Cambiar a vista por categorías, situado en la parte superior izquierda de la ventana, para cambiar la vista de la ventana y poder ver esta opción.

Una vez en Rendimiento y mantenimiento, debemos hacer clic en la opción Ajustar efectos visuales, que es la segunda opción en la lista “elija una tarea…”, donde veremos una ventana como la siguiente:

img3

Aquí deberemos seleccionar la opción Ajustar para obtener el mejor rendimiento, y hacer clic en Aceptar.
El sistema cambiará todo el aspecto gráfico a uno más sencillo, lo que notará el ordenador, que irá algo más ligero.

Etiquetas:


A %d blogueros les gusta esto: